• Intervenció del portaveu de CiU al Congrés, Josep A.Duran i Lleida, en el Debat de l'Estat de la Nació de 2013


    20 de febrer de 2013

    Intervenció del portaveu de CiU al Congrés, Josep A.Duran i Lleida, en el Debat de l'Estat de la Nació de 2013

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    INTERVENCIÓN DEL PORTAVOZ DE CIU EN EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS, JOSEP A.DURAN I LLEIDA, EN EL DEBATE SOBRE EL ESTADO DE LA NACIÓN

     

     

    Madrid, 20 de febrero de 2013

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

    El año 2012 ha sido el primer año de la legislatura de gobierno del Partido Popular. Un año muy complicado para la sociedad española, para las familias, para los trabajadores, para las empresas. Si me permiten la expresión, ha sido un "annus horribilis" des de la perspectiva económica social y desde la perspectiva política.

     

     

                                                   --------------------------

     

     

    Para enfocar este debate, Sr. Presidente del Gobierno, he tomado como referencia sus intervenciones en el de su investidura.

     

     

    EL PARO, EL PRINCIPAL PROBLEMA  SOCIAL

     

     

    Decía entonces, Sr. Presidente -leo textualmente- "que no podía empezar por otro lugar que por la cifra más dramática de las que definen hoy nuestra situación económica y social: me refiero, señorías, al paro". Estaba de acuerdo y lamentablemente debo seguir estándolo con Ud. el problema más dramático de nuestra sociedad es el paro. Los principales indicadores del mercado de trabajo son dramáticos. Los ha citado Ud., solo los complementaré  afirmando que hay muchos hogares dependientes de un pensionista, o en otros con mejor suerte, de dos; jóvenes -hijos y nietos- que viven de los ahorros de sus padres o abuelos poniendo, una vez más, en valor la familia como principal garante del bienestar social. El ahorro y las pensiones de la gente mayor son hoy un colchón de seguridad. Sin ellos, muchas familias serían todavía más pobres. Un panorama aterrador, Sr. Presidente.

     

    Añadía, Ud., que las cifras que teníamos significaban que millones de personas sufrían el drama humano del desempleo. Pues hoy, Sr. Presidente, el drama es superior. Todas sus previsiones, Sr. Presidente, tras un año de su gobierno, se han agravado.

     

    Los primeros meses abordaron una de las prometidas reformas estructurales: la laboral. Sabe Ud., que al final la compartimos. Como habíamos compartido la que años antes hiciera el PSOE. Siempre habíamos defendido la tesis de que teníamos un problema estructural. Algo fallaba cuando siempre doblábamos las cifras de paro europeas. Cuando el paro juvenil también era trágicamente el doble del europeo. Recordará, no obstante, que la compartimos a partir de modificar sus planteamientos iniciales.

     

    Una reforma laboral importante que ni gustó a los sindicatos, ni a quienes querían y siguen queriendo una desregularización de las relaciones laborales. Pero que debería haberse acompañado de un plan de choque para el empleo. Reiteradamente propuesto por este grupo, ustedes han impedido que prosperara sin presentar alternativa alguna a cambio.

     

    El primer punto de las conclusiones del último Consejo Europeo  anuncia que fomentar el empleo es una prioridad para la U.E. Pues bien, ahora el gobierno bajo presión plantea tímidas medidas destinadas a la creación del empleo juvenil. Bienvenidas, pero no son suficientes. En materia de empleo necesitamos más ambición. Necesitamos que también incluya a los mayores de 50 años y a los parados con hijos, a los de larga duración.

     

    Recuerde, señor presidente, algunas de nuestras propuestas del plan de choque que cayeron el saco roto: Subvención de 5.000 €, como se hizo en Francia, para aquellas PYMES y autónomos que creen un puesto de trabajo; la compatibilización del trabajo a tiempo parcial al 50% con el cobro de la prestación de desempleo también al 50%; capitalización universal del 100% para nuevos proyectos.

     

     

     

     

     

     

     

     

                ESTABILIDAD PRESUESTARIA

     

     

     

    En el Debate de Investidura, Sr. Presidente, hablaba de que el gobierno acometería con urgencia la reforma de Estabilidad Presupuestaria.

     

    Las administraciones no deben gastar por encima de sus ingresos, ya que hacerlo significa transferir a nuestras próximas generaciones el pago de nuestras deudas. Este es el principio que compartimos y el que nos llevó a aprobar el proyecto de ley presentado por el Gobierno. Pero el principio tiene su desarrollo, y aquí el Gobierno ha tenido un comportamiento desleal, egoísta, sectario e ideológico. Ha distribuido con malicia los objetivos de déficit entre administraciones y ha centrifugado los esfuerzos de austeridad hacia las territoriales. Sr. Presidente, es preciso ser más leal, el Gobierno no puede pedir a las administraciones ir todos a la una en el esfuerzo de la austeridad y a continuación dejar el esfuerzo para los demás.

     

    Para afrontar la consolidación fiscal, el Gobierno ha tenido tres líneas principales de actuación:

     

     

    -Primera: Aplicar un brutal aumento de la presión fiscal que va a permitir recaudar más de 41 mil millones de euros  y toda esta recaudación va  ser destinada única y exclusivamente a la Administración central, como si fuera ésta la única afectada por la crisis y con problemas para reducir su déficit. Las CCAA no van a ver ni un euro ( 1ª deslealtad)

     

     

    -Segunda: fijar unos objetivos muy restrictivos  de déficit para las Comunidades Autónomas y Corporaciones Locales,  y muy permisivos para la Administración Central. Es el segundo ejemplo de deslealtad del Estado. Es injusto y arbitrario imponer el 0,7% a las CCAA del objetivo global negociado con Europa del 4,5. ¿Cuál debería ser el reparto equitativo entre Administración Central y CCAA? Sabiendo que el gasto autonómico no es inferior a un tercio del gasto total lo razonable sería 1/3 para las autonomías y 2/3 para la administración central.  Por tanto, un 1,5% y un 3% respectivamente. Deslealtad e inmoralidad, Sr. Presidente, porque el reparto injusto del déficit hacia las CCAA obliga a políticas dolorosas que provocan gravísimos sufrimientos a muchísimos ciudadanos.

     

     

    -Tercera: Aplicar una brusca reducción de transferencias del Estado a  las Comunidades Autónomas. Así, el Estado reduce su déficit, mientras que las CCAA lo incrementan. Es un tercer ejemplo de deslealtad.

     

     

    La conclusión es que, para el Gobierno, la reforma para la estabilidad presupuestaria está sirviendo a su objetivo ideológico de reforzar la Administración central y debilitar la autonómica. Y una consecuencia muy cruda de esta decisión ideológica: su Gobierno ha establecido que debe ser el gasto social el que mayor ajuste debe asumir.

     

     

     

    SANEAMIENTO DEL SECTOR FINANCIERO

     

     

    Otra de las reformas prometidas fue la del sector financiero para su saneamiento. Reconocemos la complejidad de tal objetivo y sabemos además que los desaciertos acumulados antes y después del inicio de la crisis han agravado tal complejidad.

     

     

    A veces, no obstante, pienso que ustedes sólo piensan en estabilizar el sistema financiero con los recursos procedentes del rescate bancario. ¿Por qué razón Sr. Presidente, todavía no han adoptados ustedes una sola medida destinada a garantizar que haya crédito para las PYMES y para los autónomos? Y recuerde, le he aportado más de media docena de propuestas. Sin crédito PYMES no habrá recuperación. Hoy las has prometido. ¿Por qué razón debo creerle?

     

    Me preocupa también los elevados costes de la reestructuración para los contribuyentes. Como me preocupa la situación de quienes fueron engañados con la compra de participaciones preferentes. Fue nuestro Grupo Parlamentario quien propuso en su día la creación de una Subcomisión y a raíz de ello entidades financieras no intervenidas por el FROB han buscado solución. Pero, falta mucho por hacer. La semana pasada, afectados y miembros del Ayuntamiento de Mataró nos exponían a los grupos  la situación sin resolver de los participantes de Caixa Laietana.

     

    Es por tanto imprescindible poner los recursos suficientes para que las Comisiones de arbitraje actúen con la máxima rapidez y celeridad.

     

     

     

    REFORMA DE LA  ADMINISTRACION DEL ESTADO

     

     

    En su investidura, Sr. Presidente, habló de "un paquete de medidas económicas empezando por el sector público". Debo reconocer que si bien no ha hecho nada o casi nada para reformar el sector público, no descansa en invadir constantemente el terreno competencial de las CCAA, reforzando una administración: la central. Uds. van reforzando al Estado para recentralizar, para controlar más.

     

    No han hecho una reforma estructural del Estado. Se han suprimido algunos puestos de consejo de administración, pero prácticamente no se han suprimido organismos, ni se han simplificado estructuras, ni se ha suprimido como se debiera entes ni empresas públicas. ¿Por qué no se suprimen Ministerios? Recientemente el Parlamento Europeo aprobó un informe donde se hace hincapié  en la necesidad de que las Administraciones del Estado sin competencias en determinadas materias  redujeran sus infraestructuras administrativas.

     

    Empiecen a mirar hacia las entrañas de su administración y aparquen la actitud del ordeno y mando hacia las demás administraciones que en nada contribuye  ni a generar confianza, ni a su correcto funcionamiento, y por supuesto, a salir de la crisis.

     

    Permítanme Señorías, que recuerde algunas iniciativas legislativas y que ejemplarizan ese afán recentralizador.

     

     

    Unidad de Mercado

     

     

    La unidad de mercado es una de sus obsesiones, Sr. Presidente.

     

    Tanto, que se convierte en un síntoma - no el único- de que para Uds. el grado de descentralización ha llegado a un límite al que nunca debiera haber llegado. Por una simple razón, porque es una amenaza a su concepto de Unidad Nacional. Yo les propongo como hacia el Profesor Germà Bel, ex miembro de esta Cámara que hable directamente de Unidad Nacional en lugar de Unidad de Mercado, así al menos nos entenderíamos mejor.

     

    Nos oponemos a la cooperación forzosa o la imposición de armonización por parte del Estado. Su anteproyecto de unidad de mercado es una ley de armonización encubierta que pudiera venir impuesta no ya por el Estado, sino por otra Comunidad Autónoma, probablemente la que menos requisitos establezca para el acceso a una actividad económica o a su ejercicio,

     

    Establecen un régimen excepcional de recurso contencioso-administrativo donde el órgano jurisdiccional competente no se determina en función del autor del acto  o disposición impugnada, sino en función del recurrente. Con ello se pretende sustraer el conocimiento de los actos y disposición de las CCAA a  los Tribunales Superiores de Justicia, para atribuirlo a la Audiencia Nacional vulnerando claramente el articulo 152 de la Constitución. Pero aun más grave. Se atribuye a la futura Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia la competencia de provocar la automática suspensión pública inicial de la disposición, acto o resolución impugnada. Una imposición al poder judicial que vulneraría lo dispuesto en el artículo 117 de la Constitución. ¿Cómo puede después, Sr. Presidente, hablar del respeto a la Constitución?

     

    Tenemos como ejemplo a los EEUU. El informe "Doing Bussines" del Banco Mundial sitúa a España en la posición 136 en el ránking de 185 países del mundo en términos de facilidad de crear empleos nuevos en la ley. ¿Es la ley de Unidad de Mercado la solución a dicho problema? El gobierno la  justifica  aludiendo a los costes burocráticos derivados de que cada Comunidad Autónoma tiene las propias leyes y reglamentaciones.

     

    Pues bien en EEUU que ocupa  la posición 13 en el citado ránking, no se aplica un ley de mercado como la que Uds. pretenden. Si una empresa quiera operar

    en diversos estados es necesario que completamente todos y cada uno de los distintos requisitos impuestos por cada uno de estos estados. Si una empresa opera en los 52 estados, es necesario que se registre formalmente pagando tasas y cumpliendo a rajatabla la ley de cada estado. Por tanto, reitero, es la unidad de España, su objetivo y no la unidad de mercado.

     

     

     

     

     

     

     

    Ley orgánica de mejora de la calidad educativa

     

     

    El anteproyecto de ley orgánica de la calidad educativa es otro ejemplo de recentralización del Estado. No discutimos la necesidad de mejorar los resultados educativos de los alumnos. Lamentamos una vez más la incapacidad para llegar a un gran pacto educativo que diese estabilidad al sistema.

     

    Uds. tienen todo el derecho del mundo a presentar y aprobar la nueva ley de educación. Pero no aprovechen que el Pisuerga pasa por Valladolid para legislar de una manera inequívocamente recentralizadora y homogeneizadora. Para muestra, un botón, Sr. Presidente: en la memoria de la ley hay 9 páginas dedicadas a la nueva educación secundaria, pero 14 a las sentencias sobre el catalán y castellano en Cataluña, y más de 20 referidas a la modificación del reparto de competencias.

     

    Su reforma educativa ha sido rechazada por todas las CCAA que no están gobernadas por el PP, a las que no les ha tocado otro remedio que acatar el ordeno y mando del ministerio. Fíjese que con el voto en contra de Andalucía, País Vasco, Canarias, Asturias y Cataluña se está poniendo de manifiesto que un 45% de la población escolar rechaza la reforma.

     

    Hagan, si quieren Uds. una nueva ley de educación. Ojalá que fueran capaces de pactarla con las principales fuerzas de la oposición para darle durabilidad. Háganlo, no obstante, respetando el reparto competencial vigente. Y, sobre todo, Sr. Presidente, retiren la parte referente a la especificidad lingüística del sistema educativo catalán. Tiene el aval científico de la Unesco, el político de la Comisión Europea y el práctico de sus resultados. Y sobre todo tiene el apoyo unánime de la comunidad educativa, exceptuando a docena y media de familias. No se entrometan en algo tan sensible como es la lengua y la escuela catalana. Cometen un grave error. Retiren esa parte y adecuen el resto al marco competencial.

     

     

    Reforma de la administración local

     

     

    Otro ejemplo de recentralización, Sr. Presidente, lo tenemos en el anteproyecto de ley de racionalización y sostenibilidad de la administración local. Vulneran Uds. la competencia exclusiva en dicha materia que alguno de los estatutos, como el catalán, reserva para la Generalitat. Y no vulneren tampoco el principio de autonomía local. Ni ignoren y vulneren los contenidos competenciales de la carta municipal de la ciudad de Barcelona.

     

    Además, intentan trasladar a  la opinión pública una imagen distorsionada e injusta de la administración local. Ya hay miles y miles de personas que sacrificadamente y sin remuneración a cambio dedican parte de su tiempo a servir a su comunidad. Ocúpese, como le decía, de poner orden en la administración del Estado.

     

     

    Otros proyectos centralizadores

     

     

    No se acaba con los proyectos expuestos la voluntad recentralizadota de su Gobierno. Sucede lo mismo con la ley de transparencia, materia en la que ya se está legislando en Catalunya. O sucede con la regularización de los horarios comerciales. Dejen que cada CCAA decida de acuerdo con sus competencias. Dejen que en Catalunya podamos conciliar los derechos de los consumidores con la defensa del comercio familiar tradicional.

     

    Y no teman por la unidad de mercado, me remito una vez más a los EEUU, donde cada estado tiene su normativa propia, y no por ello deja de ser la primera potencia del mundo. Y no hablen de principio de igualdad  para recurrir el euro por receta, es decir, para privar a Catalunya o a Madrid de tener más ingresos para atender las obligaciones que ustedes imponen con injusta proporción de reducción del déficit público. Nos obligan a gastar menos; no nos permiten participar ni en un euro en la subida de los impuestos participados por las CCAA; y después no nos permiten ejercer la corresponsabilidad fiscal que tantas veces utilizaron para ir contra las CCAA. Siempre decían que las CCAA lo tenían muy cómodo. No ponían impuestos y echaban la culpa al gobierno central. ¡Y cuando los ponemos lo recurren al Constitucional! Y, sobretodo, insisto no utilicen el manoseado principio de igualdad. ¿O es que somos todos iguales a la hora de tributar por IRPF? ¿O es que somos todos iguales a la hora de pagar el servicio de agua potable? ¿O es que somos todos iguales a la hora de pagar autopistas? ¿O lo somos a la hora de recibir ciertos subsidios? No, señor presidente, no somos iguales, algunos pagamos más y recibimos menos que otros.

     

     

    APOYO A LOS EMPRENDEDORES. MARCO FISCAL ADECUADO. APOYO A LA ECONOMÍA PRODUCTIVA

     

     

    Regresando una vez más a su discurso de investidura, y en este caso al programa electoral que defendió, quiero recordarle que usted se comprometió ante esta cámara a definir un marco fiscal más adecuado a las necesidades de los emprendedores. Con prolongados aplausos de su grupo parlamentario hablaba de compensación de deudas similar al de la cuenta corriente tributaria, ya propuesta por nuestro grupo parlamentario en la anterior legislatura. Y prometía la reforma del IVA para que autónomos y pymes no tuvieran que pagarlo hasta que efectivamente se haya efectuado el cobro de las facturas.

     

    ¿Cuáles son los resultados de su gobierno en el apoyo al emprendedor y particularmente en la política tributaria? Ninguno, Sr. Presidente. Ninguno. Idéntica promesa repetida hoy con los mismos prolongados aplausos. No solamente no ha hecho lo que prometió, sino que cuando Convergència i Unió le ha propuesto un proyecto de ley de apoyo al emprendedor, o la modificación del IVA en los términos que hace un año Ud. prometía, su grupo ha votado en contra. Además Uds. han protagonizado la subida de impuestos, letal para el sistema productivo y para la sociedad en general. Recaudarán 41.100  millones de euros (8000 de ellos, por cierto, en Cataluña) sin un céntimo de euro para las CCAA.

     

    Su partido critica el incremento fiscal en Cataluña y se queda tan ancho ante su subida fiscal, la más alta de los últimos años.

     

     Una subida del IVA que afecta a sectores sensibles como el de la cultura, el turismo -sector vital para nuestra economía, castigado también por las tarifas aéreas-, a todos, también a los débiles. Han subido el IRPF castigando a las clases medias. Incrementan las retenciones con su reforma en sociedades obligando a las empresas a avanzarles en torno a 3.000 millones de euros en detrimento de su liquidez. Los autónomos y las pymes financian al Estado con el apoyo del IVA por factura devengada aunque no esté cobrada, con 2.000 millones de euros y ahora las sociedades también se convierten en prestadoras  del gobierno. Todo ello en tiempos donde el principal problema es la falta de crédito. Siguen sin ser diligentes en la devolución del IVA por exportación. Se siguen llenando la boca de palabras a favor de la internacionalización, pero no cumplen con sus deberes fiscales de retorno del IVA a los exportadores. Se lo denuncié, y lo sigo denunciando, Sr. Presidente.

     

     

    Iniciativas del IVA y de apoyo al emprendedor

     

     

    Esta misma semana nuestro grupo ha vuelto a presentar dos nuevas propuestas legislativas: una para que el IVA se pague cuando se haya cobrado la factura. A ver si  de una vez por todas nos hacen caso, Sr. Presidente. La otra hace referencia a nuestro constante empeño de apoyar al emprendedor. Sin emprendedores no hay creación de riqueza, ni puestos de trabajo ni distribución social de lo recaudado. Les proponemos que en los próximos 4 años de actividad el emprendedor tenga  una exención fiscal del 75% de sus beneficios y ser autónomo o contratante de terceros tenga una bonificación del 90% sobre las cotizaciones  del primer año, del 75% para el segundo año y del 50% para el tercero. Y proponemos incentivos fiscales para los inversores  de proximidad que ayuden emprendedores a iniciar su negocio. Propuestas de gran relevancia para combatir también el paro juvenil. Es la hora de ayudar a  crear empresas, Sr. Presidente. Hemos rescatado bancos, rescatemos empresas, creemos de nuevas.

     

     

    Necesidad de reindustrializar

     

     

    Falta una política industrial, capaz de frenar la destrucción de tejido productivo y Ud.  no  ha dedicado hoy ni media palabra.

    Es necesario impulsar una estrategia de reindustrialización que priorice la  búsqueda de alternativas industriales en procesos de  deslocalización. Proponemos la creación de un fondo de  reestructuracion para refinanciar empresas viables actualmente en crisis por falta de financiación.

     

    En materia energética, determinante de la competitividad industrial, reconozca la  especificidad de la cogeneracion y la revisión de su regulación y recuperen el Mix Energético propuesto por esta Cámara en la anterior legislatura.

     

     

    Insistimos en  el llamado "gasto productivo" y  las políticas de I+D+i forman parte del mismo. No se esta priorizando de manera adecuada ni suficientemente contundente. Las políticas de I+D+i han de formar parte del plan económico de salida de la crisis, es aquí donde nos jugamos nuestro crecimiento y nuestra competitividad. La I+D+i requiere de más recursos y de un cambio de modelo.

     

     

    Estímulo de la inversión y el consumo

     

     

    Necesitamos estimular inversión y consumo para fortalecer nuestro tejido productivo y nuestra economía. Han ampliado la prórroga del Plan PIVE para la renovación del parque de vehículos. Muy bien. Pero, ¿por qué no haderlos con otros sectores? Un Plan Renove para bienes de consumo duradero ( lavadoras, frigoríficos, electrodomésticos en general) y un Plan de Rehabilitación energética de edificios, un plan para la biomasa.

     

     

    Apoyo a la economía productiva

     

     

    En definitiva  Sr. Presidente, de esta crisis no vamos a salir sino es apoyando a la economía productiva. Que la crisis nos sirva para aprender la lección. Ni con la economía especulativa, la del pelotazo, la de hacerse uno rico de la noche a la mañana sin esfuerzo; ni con la economía del subsidio vamos a salir del atolladero y menos vamos a garantizar un futuro sostenible económicamente y socialmente para las nuevas generaciones.  O apoyamos a los que producen y crean riqueza en su actividad, a partir del riesgo, del esfuerzo, incluso del fracaso, o no hay futuro.

     

     

    Sector agroalimentario, pesca y ganadería

     

     

    No se puede catalogar, Sr. Presidente, a la agricultura como sector estratégico y presentar un presupuesto regresivo y alejado de la voluntad del sector y de la complejidad que atraviesa. Un proyecto que reduce las líneas dedicadas al  desarrollo rural , a la financiación via ICO ¿Dónde queda la incorporación de jóvenes y mujeres? ¿O cómo quedan las partidas  para mejorar competitividad, calidad e innovación y fomento de la reindustrialización agroalimentaria? ¿Por qué con la bajada de los seguros agrarios hacen más vulnerable al sector?

     

     

    POLÍTICA SOCIAL

     

     

    Habiéndome referido a diversas políticas sectoriales quiero hacerlo ahora  a la política social. Los resultados de la política social de su gobierno han sido y serán nefastos sino los corrige con rapidez. Uds. han utilizado dos instrumentos en política social: la irracionalidad y la reducción de las transferencias a las CC.AA.

     

    Desde la perspectiva de irracionalidad hay dos ejemplos gravísimos. El primero es la supresión de la universalidad de la sanidad. Con la reforma del PP ahora solo tiene derecho a la sanidad quien tiene tarjeta de la Seguridad Social o quien puede vincularse ella. Vulneran los derechos humanos, aumentan la gestión burocrática y aumentan el riesgo sanitario país, ya que las enfermedades no van vinculadas al tener o no tener tarjeta sanitaria.

     

    El segundo ejemplo gravísimo de irracionalidad de su política social es la política de dependencia. Han eliminado de un plumazo la totalidad de convenios que tenia el Estado con las CCAA para financiar conjuntamente la atención  a la dependencia. Inseguridad jurídica y enorme deslealtad entre administraciones.

     

    Existe todavía un tercer ejemplo de irracionalidad. En el Debate de investidura se recuerda una de sus grandes promesas" El gobierno- decía entonces- dará cumplimiento a uno de sus compromisos electorales: la actualización del poder adquisitivo de la pensiones a partir del 1 de enero de 2012, (prolongados aplausos), añade el texto. Pues no, Sr. Presidente, no ha cumplido, como no ha cumplido el anuncio de que no subiría los impuestos.

     

    En cuanto a la política  de reducción de trasferencia  de beneficios a las CCAA le voy a hablar de Catalunya para que sirva de ejemplo.

     

    En materia de políticas sociales la aportación del Estado a Catalunya se ha visto reducida en un 92% en los últimos tres años. En cifras: de los 72,8 millones de euros percibidos el año 2011, pasará a percibir 5,8 millones el año 2013 (según los presupuestos generales del Estado).

     

    Esta drástica reducción de la aportación estatal afecta a todos los programas sociales de Bienestar y Familia. Al Plan de Servicios Sociales Básicos; al proyecto de intervención social, prevención de la marginación e inserción del pueblo gitano; al plan de dependencia; al fondo de acogida e integración y refuerzo de los inmigrantes. (Y la integración es básica. Ahorrar  ahora significa más gasto para el futuro); al programa y prestación que garantiza el derecho a la asistencia social integral a las víctimas de violencia de género.

     

    Y hablar de política social es hablar también del combate contra la pobreza y en especial la pobreza infantil. Y ésta no ha sido prioridad del Gobierno, a pesar de mis reiterados requerimientos. Un dato señor presidente, en Catalunya el incremento de hogares sin ningún  ingreso se ha traducido en que la demanda de la renta mínima de inserción haya pasado en el 2010 a incrementarse un 44% respecto al 2009 y un 150% en relación al 2008.

     

    Y al hablar de política social no puedo de dejar de comentarle que el Tercer Sector Social se encuentra en estado de shock. También aquí reclamamos un plan de choque. Y por favor, tanto que les gusta pedir que los demás acaten las sentencias aplíquense para Uds. lo que exigen a los demás. La Audiencia Nacional ha vuelto a dar la razón a la Generalitat en la demanda de gestionar los fondos vinculados al 0'7% del IRPF. ¿Cuándo piensa cumplir con los mandatos judiciales?

     

     Rescatamos bancos, solicitamos el rescate de empresas, rescatemos sobretodo personas, Sr. Presidente.

     

     

    LEY DE MECENAZGO

     

     

    Les hablaré ahora de la necesidad de una nueva ley de mecenazgo y lo hago expresamente al hablar de política social. La cultura es un sector que lo necesita. La I+D+i lo precisa.  Pero lo hago expresamente al hablar de política social. Es una ley esperada especialmente por quienes desde el tercer sector intentan que podamos vivir en una sociedad más justa.

     

    El 27 de marzo de 2012 Convergència i Unió defendió una proposición de ley con un texto elaborado de mecenazgo. Su grupo, la rechazó diciendo que nuestra iniciativa era incompleta y que su gobierno plantearía una de mejor. Lo mismo que nos dijeron con la ley del emprendedor. Pues bien, hasta el día de hoy nunca más se supo.

     

    ¿Para cuándo Sr. Presidente la ley de mecenazgo?  Hoy ni tan siquiera la ha mencionado.

     

     

    Ejecuciones hipotecarias

     

     

    Sería inhumano no hablar de las consecuencias que la crisis está teniendo para muchas familias que no pueden pagar las hipotecas de sus viviendas.

     

    La actual situación de severa crisis ha evidenciado los graves desequilibrios existentes en la relación contractual entre deudor y recaudador en los préstamos hipotecarios. El deudor no puede alegar la existencia de cláusulas abusivas. El deudor ve como, en caso de impago de una sola cuota, el acreedor resuelve anticipadamente la totalidad del préstamo. El deudor sufre la adjudicación de la vivienda a la entidad financiera por un valor muy inferior a la tasación que en su día sirvió para valorar su vivienda. Y además, por si no fuera poco, el deudor sigue debiendo la diferencia entre el valor de la adjudicación y el total de la deuda reclamada. Un auténtico drama.

     

    Hay que buscar soluciones que reconduzcan los problemas del presente, pero hay que garantizar para el futuro el reequilibrio de ambas partes contratantes. Hay que ampliar el colectivo de personas que pueden acogerse a la moratoria  y extenderlo a los avalistas. Hay que paralizar el procedimiento desde su comienzo. Hay que propiciar una intermediación obligada entre las partes. Hay que establecer mecanismos de segunda oportunidad, el denominado lísing social o cualquier instrumento que permita al deudor permanecer en su vivienda pagando una renta adaptada a sus nuevas circunstancias económicas y con derecho a recuperarla. Hay que aplicar con dureza nuevos criterios sobre el abuso de los intereses moratorios. No hay que poner de patas arriba el sistema financiero, pero los bancos han de retornar a la sociedad parte de lo que de ella han ganado.

     

    Hay que reformar la legislación hipotecaria. Estoy convencido de que un día de estos así lo va a fallar el tribunal de Estrasburgo. Pero hay que extender la legislación concursal a las familias para que puedan acogerse a una liquidación ordenada de las deudas. Hay que regular la dación en pago. Como hay que abordar una legislación sobre endeudamiento responsable. La situación de muchas familias, las más desprotegidas ante la crisis, es tan dramática que hay que ultimar cuanto antes un marco legal que sirva para afrontar soluciones a día de hoy e impedir en el futuro la irritante injusticia social que el presente nos lanza sobre nuestras conciencias.

     

                                                                          

                                                   --------------------------------

     

     

    Lógicamente, no todo lo que ha hecho el gobierno lo ha hecho mal, ni tan siquiera regular. Hay cosas que a nuestro juicio ha hecho bien. Las he ido recordando. Debo añadir también la previsión de créditos para atender las deudas de  proveedores de la Administración local o autonómica. De estas medidas, se han beneficiado muchos emprendedores. Se ha generado liquidez y  no  regatearé esfuerzos en reconocerlo.

     

     

     

                                                   --------------------------------

     

     

     

     

    CONSEJO EUROPEO ( 7 Y 8 DE FEBRERO DE 2013)

     

     

     

     

    Como positiva ha sido también la actitud ante los Consejos europeos. No siempre, coincidimos con la valoración, pero apreciamos y así lo manifesté en esta Cámara mayor preparación de la agenda de lo que antes se hacía. Esta alusión a los consejos europeos me permite valorar el del 7 y 8 de febrero. De entrada, permítanme que renueve nuestra posición respeto a la política europea de austeridad. Sabe que la creemos equivocada. La austeridad tiene que ser un valor pero no condicionar el crecimiento hasta el extremo, como sucede, de estrangular nuestra economía y provocar una ruptura de la cohesión social. Consiga una flexibilización del déficit, eso sí, una vez obtenida sea usted justo y repártela con criterios equitativos entre administración central y CCAA:

     

    Respecto al contenido entendemos el acuerdo de libre comercio entre EEUU y la UE como una herramienta útil para la superación de la crisis y para que Europa siga manteniendo un liderazgo comercial a nivel mundial.

     

    En lo que atañe al Marco financiero plurianual resumiría su contenido con un titular "todos ganan, Europa pierde". Ciertamente, la cumbre europea poco ha tenido de europea. Por primera vez en la historia, la UE, desde que se concretó el presupuesto comunitario en 1988, éste se reduce un 3,4% en comparación con el periodo 2007-2013, teniendo en cuenta que habrá un estado más con la celebrada incorporación de Croacia.

     

    El acuerdo es de mínimos y lo único que consagra ciertamente es la austeridad.

     

    Por otra parte,  en realidad lo que hay es una base de negociación con el parlamento Europeo. Una negociación que nuestro grupo desearía acabase con un presupuesto con partidas claras y que respondan a las necesidades de la ciudadanía. Espero que quienes ostentan la soberanía europea pongan a la UE en la senda del crecimiento, y no del miedo a tomar decisiones. Y no olvide las palabras del presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, "cuanto más se acerque el acuerdo presupuestario a la propuesta británica, más posibilidades hay de que lo tumbe el parlamento. ¿Se acerca el acuerdo presupuestario que usted suscribió a la propuesta británica?, ¡Claro que sí, señor presidente!.

     

    Respecto a España no tengo inconveniente alguno en decir que ha salido bien parada. Seguirá siendo receptor con un saldo neto de 0,2%. Pero no me parece ninguna victoria ser receptor neto. Lo somos por lo mal que estamos

     

    El saldo positivo se debe a la menor contribución española debido a su retroceso en términos de PIB y a la recepción de fondos especiales de la partida sobre empleo juvenil, de la que recibirá 920 millones de euros. Preferiría aportar y tener a los jóvenes españoles con empleo que recibir por tener una tasa, de largo, la más alta de desempleo juvenil de toda Europa.  Tampoco nos agrada la reducción del importe para becas Erasmus. Reduce movilidad y disminuye la capacidad de formación personal de cada potencial becario.

     

    Mis preguntas señor presidente respecto a las conclusiones del Consejo pasan por demandarle ¿qué medidas tomará el Gobierno para aprovechar estos recursos para fomentar el empleo juvenil?, ¿qué prioridades en cuestiones de redes de transporte y energía priorizará el Gobierno?, ¿Las que defiende Europa y que apuestan por el crecimiento y conectividad o las que no nos llevan a ninguna parte?. ¿Dejará el Gobierno que perdamos el tren europeo de la investigación y la innovación al no asignar suficientes recurso estatales como antes hablé al remarcar la necesidad de reindustrializar nuestro país?. Y, finalmente, señor presidente, puede explicarme el por qué ni tan siquiera han sido capaces de establecer una cláusula de revisión en 2014 ó 2015?, ¿No le parece grave?. Es más, ¿No cree que es insensato?

     

     

     

     

    LA CUESTIÓN CATALANA

     

     

     

    El año 2012 ha tenido un significado especial para Catalunya. El déficit fiscal, la continua presión del Estado respecto a la capacidad de autogobierno de Catalunya, la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatut, fueron algunos de los elementos que impulsaron a un gran número de catalanes a pronunciarse a favor de  la voluntad de Catalunya de gestionar sus impuestos, de decidir sobre sus prioridades y de regir su propio destino. Hoy Ud. no ha reconocido ni un solo error.

     

    Pero, Sr. Presidente, se equivoca su Gobierno al no liquidar deudas pendientes de la Disposición Adicional Tercera del Estatut. Eso es incumplir la Constitución

     

    Se equivocan ustedes queriendo minimizar lo que significa para Catalunya tener un déficit fiscal estructural con el Estado entorno al 8% del PIB catalán. En tiempos de crecimiento el problema era grave, en momentos de crisis es dramático.

     

    Los catalanes queremos  vivir de nuestros impuestos y podríamos hacerlo. Queremos preservar nuestra sociedad del bienestar y podríamos hacerlo. Desearíamos ser más competitivos y podríamos serlo, pero de los impuestos que pagamos una parte demasiado elevada va y no vuelve. Hace años que intentamos dialogar, explicar nuestras razones.

     

    Sr. Presidente se equivocó usted cuando dio el portazo a la propuesta del Parlament de Catalunya sobre Pacto Fiscal.

     

    Se equivoca el Gobierno  cuando obliga a la Generalitat a recortar más de la cuenta en políticas de sanidad, de educación, de asuntos sociales.

    Las últimas elecciones al Parlamento de Catalunya no dieron los resultados que podíamos esperar desde nuestra perspectiva, pero no olvide el Presidente, ni sus Señorías que, con una participación electoral excepcionalmente elevada, las fuerzas parlamentarias partidarias de abordar una consulta por el derecho democrático de Catalunya a decidir su futuro obtuvieron unos resultados claramente mayoritarios y que en la medida que el Gobierno solo ofrezca oposición y obstáculos a este proceso,  esta posición mayoritaria tenderá a ampliarse.

     

    Catalunya aprobó en 2006 un Estatut para avanzar en el autogobierno. Un Tribunal Constitucional caducado, nos lo negó ignorando la voluntad de un pueblo manifestada en referéndum. Puedo entender su miedo a la consulta, pero nadie puede temer a la democracia. Si un país, que se siente mayoritariamente nación, no se considera respetado refuerza todo el derecho a poder manifestar su  futuro. No le tenga miedo a la democracia y no planteen como hacen en términos dogmáticos  si la soberanía corresponde a una parte o al todo. ¿Al pueblo catalán o al conjunto del pueblo español? Así el enfrentamiento irá creciendo. Hay que dialogar sin reservas, reconociendo al otro su legitimidad. Ustedes y el principal partido de la oposición deberían entender que la cuestión catalana no es un  problema y si lo es, lo es tanto catalán como español. Estén dispuestos a lo que sea necesario para respetar la voluntad democrática de los ciudadanos.

     

     En una entrevista reciente del 27 de enero pasado en el diario La Tercera de Chile, Ud. Sr. Presidente hablaba de Gran Bretaña y decía que hay que respetar la voluntad de los pueblos". Pues eso, respeten la voluntad del pueblo de Catalunya y para respetarla permitan que se conozca. Decidir no es sinónimo de independencia. Respetemos la ley, claro que si, pero reformemos cuantas sean necesarias incluso la Constitución para salvaguardar la democracia. No sacralicemos la Constitución. Hagan propuestas. Ahora les toca a ustedes. ¿Está dispuesto a dialogar? ¡Me alegro! ¿Pero qué propuesta tiene Ud. de futuro?

     

    Hay que hurgar en las raíces de la situación. Como afirmaba en un interesante artículo en Catalunya Cristiana, Luis Serra hoy existe un movimiento sísmico en las relaciones entre Catalunya y el conjunto español. La mayoría de los análisis se concentran en la epidermis del conflicto, las soluciones también. No hay profundidad. ¿Por qué hemos llegado hasta aquí?, ¿Cuál es el epicentro del conflicto?, ¿Por qué el Estatut fue menospreciado sin contemplaciones?, ¿Por qué fue humillada la voluntad del pueblo de Catalunya por parte de un tribunal desprestigiado y que no había sido renovado de acuerdo con el marco constitucional?, ¿Por qué centenares de miles de personas se manifestaron el 11 de Septiembre? ¿Por qué muchos de ellos pedían que Catalunya fuera un nuevo estado europeo?. ¿Por qué se produce una asfixia económica de Catalunya?. ¿Por qué algunos medios de comunicación atizan irresponsablemente el fuego en lugar de objetivizar los problemas?. ¿Por qué también esto sucede con algunos políticos de aquí y de allá? ¿por qué se piensa en la independencia como única salida política?. Si no profundizamos en el epicentro del conflicto, no habrá diálogo posible. Tampoco soluciones. Sólo confrontación. ¿Se puede imponer la razón de la fuerza a la fuerza del a razón? ¿Es posible? ¿Pero se puede convivir sin conflicto en la permanente contradicción de convivir contra la voluntad? Falta seducción, lo único que hay es desamor. Y no lo olviden, España no saldrá adelante ni económicamente, ni socialmente, ni políticamente, ni democráticamente sin resolver la cuestión catalana. No dejemos que nadie sustituya nuestras responsabilidades, ni siquiera que las altere.

     

     

     

    POLITICA Y SOCIEDAD

     

     

     

    Acabo señor presidente refiriéndome a la crisis política. La corrupción ha ayudado a incrementar la brecha pero no es el único problema, ni los políticos los únicos responsables.  Pero tenemos una gran responsabilidad. A la presunta corrupción se añaden presuntas malas prácticas popularmente conocidas como juego sucio. ¿Presunto juego sucio entre los partidos?¿O presunto juego sucio de instituciones del Estado frente a los partidos o dirigentes políticos? De todo puede haber ¡o quizás haya!.

     

    Las últimas semanas la presunción de corrupción ha llegado hasta la misma persona del presidente del Gobierno. Voy a decirle lo que he dicho antes públicamente. Creo, y me reafirmo en ello, que Ud. es una persona honesta. Cosa distinta es que piense que usted y su partido no han dado explicaciones suficientes y que sean además víctimas de actitudes desafiantes y altivas que horas antes mantenían, y por mucho menos, frente a terceros. No voy a juzgar lo que deben juzgar los jueces. Desgraciadamente, y cada día más, oyendo a ciertos dirigentes políticos y a determinados periodistas llego a la conclusión de que para que queremos a jueces y fiscales si tenemos a políticos (algunos) y a periodistas (también algunos)

     

    Creo sinceramente que tenemos que abrir un periodo de reflexión, dialogar, compartir y tomar medidas. No de manera improvisada. No se puede proponer cada día una propuesta distinta sobre la financiación de los partidos, restando valor a las reformas del 2007 y 2012. Pero esta necesidad está a mi juicio muy alejada del cainismo que domina entre nosotros. ¡Hay que destrozar al adversario! Algunos siendo incapaces de ver la biga en el ojo propio y señalando la paja en el ajeno. Otros aparentando virginidad como si jamás hubiesen tenido responsabilidades políticas y responsabilidades...

     

    Nos estamos equivocando y lo vamos a pagar caro. Cuando digo que lo vamos a pagar caro no me refiero a los dirigentes políticos. También ¡Me refiero y me preocupa mucho más la sociedad! Los políticos nos estamos destrozando entre nosotros y lo hacemos sin piedad, sin distinguir la verdad de la falsedad. ¡Poco importa si pensamos que perjudica al adversario!, si creemos que nos da votos, ¡Pero no nos da! Al contrario, nos resta, y a todos! Y frente a la política cainita se va levantando una cortina cada vez más densa de populismo atizada a su vez por algunos medios de comunicación. Las nuevas tecnologías en si mismas significan un gran avance democrático pero reducen la capacidad política. 140 caracteres, esos es todo! Y eso no es política. Política es diálogo, reconocer al adversario, política es humildad.

     

    Estamos viendo como se destruye, como se vilipendia la aportación que muchos partidos han hecho a la libertad, a la democracia y al progreso  social de este país. Parece no valorarse en absoluto. Soy partidario de la transparencia,¡claro que si! Después hablaré de ella. Pero da la sensación que todo lo orientamos a arrojar el adoquín a la cara del adversario, en afortunada expresión del periodista Fernando Onega. A ver quien publica primero el patrimonio o las declaraciones de la renta como pensando que si hay algún delincuente entre nosotros el beneficio de su acción estará en su declaración,¡A ver quién gana menos! , ¡a ver quién tiene menos!. Y nos equivocamos

     

    ¿O se cree que la política tiene que ser reservada para los que no tiene nada? ¿Para los que han sido incapaces de ganarse la vida fuera de ella? Antes solo podían hacer política los que tenían patrimonio, y ahora ¿los que no lo tienen? ¿Hemos perdido el juicio? De verdad ¿creen que excelentes profesionales se alejen o no tengan intención alguna de servir a la "res publica" para no someterse a una nueva Inquisición no tiene importancia alguna?. La sociedad espera y exige de nosotros que seamos eficaces en la gestión de sus intereses. Espera una honestidad que no se demuestra con la declaración de la renta. Espera transparencia, quiere saber como se gasta hasta el último céntimo de euro.

     

    Cierto es que hay crisis política y que no hay democracia sana con política enferma. Como cierto es que corrupción y ineficiencia son hoy un cóctel explosivo. Pero solo hay una fórmula de combatirlo. Con más democracia, con más política. No con más populismos. La política es noble y necesaria, y muchos, seguro con muchísimos errores, la entendemos como un servicio a la sociedad. Ésta ha de confiar en los políticos y estos en la sociedad ¿Qué hacer pues? Esos días hay muchas polémicas en el debate político sobre esta cuestión. Se polemiza que hacer sobre los imputados: ¿Tiene que dimitir?, ¿todos son iguales?,¿hay que esperar al procesamiento?. ¿Por que en lugar de lanzarnos armas arrojadizas no nos sentamos en una mesa? dialogamos, nos ponemos de acuerdo y lo que acordemos lo aplicamos todos. Acordemos también acabar con una ley electoral caduca. Por tanto, dispuestos al diálogo y a hablar de las medidas que hoy ha expuesto. El Presidente de Catalunya y las instituciones más importantes están trabajando en esa línea.

     

    Hay que aprovechar la ley de transparencia para abordar la de todas las administraciones, partidos, asociaciones, sindicatos e entidades que reciban dinero público. Aprovecharla como señalaban en un artículo en el País, Joan Navarro, Cremadas, Ontiveros, Sevilla y Solchaga para regular los denominados lobbys como derecho fundamental que tiene los representantes de la sociedad civil y las empresas para trasladar sus intereses, recabar información, defender su situación o solicitar cambios en la normativa que les afecta.

     

     

    Debemos acordar también un buen funcionamiento de la justicia como instrumento fundamental tanto en el ámbito de la seguridad jurídica económica como en el de la seguridad de las personas o en el de la corrupción. Por una razón o por otra. Por no haberla dotado de medios suficientes, la administración de justicia, no siempre puede seguir el paso de las demandas de la sociedad.

     

    Necesitamos también respuestas claras de la acción de gobierno a todos los niveles. ¿Cuantas acusaciones se han formulado en base a una unidad de la policía bajo el silencio del gobierno? En algún caso con declaraciones hirientes de algunos de sus miembros. ¡Caiga quien caiga!. Luz y taquígrafos, no silencios que alimenten un supuesto juego sucio o que permitan impunidad a la repugnante acción del espionaje.

     

    Nos estamos jugando el futuro. Insisto, no el nuestro en particular. No temo por él. Temo que la incapacidad o el ánimo de destrucción de unos contra otros acabe destruyendo la democracia. El sistema es necesariamente y perfectamente mejorable. Pero la democracia solo puede ser substituida por más democracia. Substituir democracia por populismo puede ser rentable para algunos a corto plazo pero gravísimo para le conjunto de la sociedad a medio y largo plazo.

     

    ¡No nos equivoquemos!

     

    Gracias Señorías, gracias señor Presidente.